Acciones territoriales en materia de cuidado infantil

 

El municipio avanza en acciones vinculadas al cuidado y desarrollo de la niñez como una política  de Estado, reafirmando el compromiso de la interacción con instituciones y actores sociales. Acompañando el programa “comunidades de crianza” que fortalece a familias con niños y niñas de hasta cuatro años.  Una más de las varias acciones que se vienen concretando desde la cartera social del Municipio, en materia de niñez y primera infancia. 

«Comunidad de crianza» es un proyecto enmarcado en los programas de Naciones Unidas para el Desarrollo. El mismo se implementa a través de 6 universidades nacionales en diferentes puntos del país: Mar Chiquita, Hurlingam, General Viamonte, Posadas y Mercedes. Comodoro Rivadavia fue una de las ciudades seleccionadas para dar inicio y se  lleva a cabo  a través de la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco junto al Municipio local, a través de la Secretaria de Desarrollo  Humano y Familia.

Las universidades son los propulsores de generación de conocimientos y sistematización de saberes teórico-prácticos ligados a la temática general y ejes específicos del proyecto,  y lo llevan a cabo en forma conjunta con las carteras sociales de cada Municipio que agregan su anclaje territorial, permitiendo la consolidación del vínculo universidad, Estado, territorio.

Continuando con el desarrollo de estrategias, planificaciones y dispositivos de gestión en post del cuidado de las infancias, dicho programa intenta fortalecer el acompañamiento a familias con niños y niñas de hasta cuatro años y apunta al intercambio entre expertas y expertos en el área de niñez y familias sobre cuestiones de crianza, intentando fortalecer el entramado entre los conocimientos universitarios, los espacios de primera infancia y las familias.

En Comodoro, el proyecto se está instrumentando bajo la coordinación de la Universidad local,  y tiene el acompañamiento territorial y profesional de la Secretaria de Desarrollo Humano y Familia del Municipio. Al respecto, el secretario Marcelo Rey, comento que ” la propuesta consiste en generar un espacio para atender las necesidades de la población con respecto al acompañamiento y el desarrollo de niñas y niños con énfasis en poblaciones que atraviesan situaciones de vulnerabilidad, que se acentúan con la pandemia”.  Por su parte la responsable de su ejecución en territorio, la subsecretaria Lic. Celia Gandini, sostuvo la importancia de ste proyecto sabiendo que “los primeros años de vida de niñas y niños son cruciales para el desarrollo de habilidades como el juego, el lenguaje y la construcción de vínculos, y ese desarrollo es posible cuando hay un acompañamiento comunitario”, alegó la subsecretaria.

El equipo de trabajo está integrado por la coordinadora del proyecto: Lic María Teresa Ortega, la supervisora: Lic. en Trabajo Social Patricia Hernández y seis tutores: estudiantes avanzados de la carrera de Licenciatura en Trabajo social, Ciencias de la Educación y estudiantes de Ciencias Políticas.  Los espacios donde se está trabajando actualmente son: centro Socio Cultural Patria Grande (extensión del San Cayetano), Espacio Comunitario Carlos Múgica, Merendero El Faro, Vecinal barrio Moure, Centro de Promoción Barrial (CPB) Máximo Abasolo, y próximamente se llevara  a cabo en el Fracción 14 y 15.

Desde el Municipio, la operadora en psicología social Stella Carbonelli se refirió a la propuesta diciendo que es “un proyecto que estamos articulando hace más de un mes con la Universidad, trabajamos en la primera infancia desde el desarrollo sostenible hacia una estrategia integral de los cuidados. Instituciones locales, de diversas áreas y responsables de la crianza suponen una estrategia de trabajo conjunta para favorecer la construcción colectiva del conocimiento, y sobre todo, de un mayor cuidado y bienestar de nuestros niños y niñas”.

Y agregó “En lo particular me siento agradecida por la oportunidad de trabajar en un proyecto que está teniendo un muy buen recibimiento por parte de la comunidad y las familias con las cuales estamos construyendo comunidad en relación a la crianza. Asimismo, quiero destacar el trabajo y la articulación con la Universidad, la secretaria de desarrollo humano y familia, y los referentes que han sido fundamentales para la llegada a las familias”.

 

Por último, la supervisora del proyecto  Lic. Patricia Hernández añadió: “Trabajamos a partir de incorporar las particularidades de las familias y la comunidad, lo cual orienta a formular intervenciones que direccionen a trabajar y reforzar a partir de la elaboración de talleres y actividades que apuntan a rescatar la experiencia, el encuentro y el intercambio. Aspectos que hacen al proyecto, y así afianzar el encuentro con “el otro”, un desafío que nos insta a reflexionar el lugar de la crianza, los niños y las familias” reflexionó Hernández.