Por su parte, Brenda Ceballos, una de las beneficiarias de las viviendas unifamiliares, en este caso del barrio San Cayetano; agradeció a la gestión  y señaló que  “estuve muchos años luchando para que mis hijos tengan una casa digna para ellos y hoy la van a tener”.

Del mismo modo, Ceballos indicó que “esto era algo que pensé que nunca iba a pasar. Quiero agradecer también a las asistentes sociales que fueron a ver mi casa. Hace años que esperaba esta casa nueva, no para mí, para mis hijos porque esto va a ser para ellos”.

“Quiero decirle muchas gracias al señor intendente, a todos los que nos ayudaron porque, como yo hay muchas familias que lo necesitan y que también están acá hoy porque salieron licitadas las casas. Esto es para mi familia, tengo un hijo autista y ahora va a tener un lugar digno y amplio donde vivir”, remarcó.

En ese sentido, la beneficiaria puso en valor el esfuerzo hecho hasta el momento, para poder sacar idealmente su hogar y sostuvo que “mi casa se ha caído y la he levantado. Me siento honrada de la casa que tenía, aunque fuera de chapa. Siempre luché para que mis hijos tengan un techo pero hoy nuestro pedido fue escuchado y por eso quiero volver a darles las gracias”.