La subsecretaria de Fiscalización fue la encargada de llevar adelante el operativo por carecer de las habilitaciones correspondientes, permitir la concurrencia de menores de edad y vender alcohol. Ambos locales, fueron clausurados por dichas infracciones y permanecerán cerrados hasta tanto se regularice su situación. Desde el ejecutivo municipal, se anunció que se endurecerán los controles en todos los sectores de la ciudad.

Entre la madrugada del lunes 2 y miércoles 4 de marzo, vecinos aledaños a los locales El Trahuil y Club Naútico de km 3, dieron aviso a las autoridades policiales de la fuerte música y de la presencia de menores de edad en los espacios. Fue así que, gracias a esta denuncia y la participación de los agentes policiales, los inspectores de la Dirección de Habilitaciones de la Municipalidad hicieron lo propio y realizaron las clausuras.

En ese sentido, desde la subsecretaria de Fiscalización, elogiaron el compromiso de los vecinos en realizar las denuncias correspondientes, teniendo en cuenta que, sin su participación, sería imposible controlar todos los espacios urbanos de la ciudad. Por esa razón, se puso especial acento en la colaboración de toda la comunidad para evitar estas fiestas clandestinas que pueden poner en riesgo la vida de los jóvenes.

Asimismo, se puso en valor la presencia de los agentes de la Policía del Chubut, quienes en todo momento acompañaron a los empleados municipales a realizar las actas correspondientes.