Este miércoles, el intendente Juan Pablo Luque recorrió la planta pesquera Taex, ubicada en el puerto local, en el marco de distintas reuniones que se vienen manteniendo entre el Ejecutivo Municipal y responsables de la empresa, a fin de impulsar un proyecto que promueve la generación de puestos laborales y actividades en Caleta Córdova.

La visita se concretó en horas del mediodía, cuando Luque acudió acompañado por el secretario de Gobierno, Modernización y Transparencia, Maximiliano Sampaoli; el titular de la Secretaría de Coordinación de Gabinete, Gustavo Fita; y el responsable de la cartera de Planeamiento Urbano, Servicios Públicos y Estrategias Urbano Ambientales, Luis Ferrero.

En este marco, Luque recordó que “se trata de una empresa histórica, reconocida en la región, que comenzó a producir en el puerto de la ciudad luego de estar cerrada por mucho tiempo. Desde el comienzo de la gestión venimos planteando la importancia de darle cada vez más preponderancia a la generación de puestos de trabajo en la actividad pesquera”.

Asimismo, indicó que “por otro lado, estamos avanzando en un proyecto en Caleta Córdova, para el que la empresa está dispuesta a llevar adelante una inversión importante que nos permitiría darle vida y movimiento a esta zona, recuperando los años perdidos. Esto es algo que venimos planteando desde que asumimos porque debemos fortalecer la actividad a lo largo de nuestras costas”.

Licitación del astillero en el puerto

Respecto a la licitación del astillero, Luque manifestó que “es un gran desafío y a la vez un sueño que Comodoro tiene, tanto el astillero y la zona Franca son proyectos que quedaron truncos y en palabras. De ahora en más, quedará la apertura y las condiciones de la misma en manos de las autoridades portuarias y del banco del Chubut; pero desde mi opinión personal ponerlo en funcionamiento nos va a permitir utilizar una funcionalidad con la que hoy Comodoro no cuenta”.

En ese sentido, afirmó que “lograr que nuestro puerto tenga movimiento desde el punto de vista logístico es un sueño que para alcanzarlo se deben conjugar varias situaciones, pero siempre poniendo por delante la defensa de la soberanía marítima y de nuestros recursos naturales hasta la milla 200. Es esencial analizar cómo controlar a las embarcaciones de distintas naciones para que no depreden en nuestro territorio”, concluyó.