La directora del establecimiento educativo, Gilda Contreras, puso en valor la entrega de la cocina industrial por parte del Municipio para continuar brindando alimentos a quienes asisten al mismo. “La Municipalidad nos acompaña permanentemente y sus funcionarios siempre muestran mucha predisposición”, destacó.

En ese marco, Contreras expuso que “este año, nuestra escuela cumplió 55 años y necesitábamos el recambio de equipamiento, ya que es vital para el funcionamiento de la institución. Tenemos una matrícula de 450 niños y adolescentes, que desayunan y meriendan todos los días, y, a su vez, contamos con un comedor al que asisten 60 chicos”.

En ese sentido, puso en valor “el apoyo del Municipio, que nos acompaña permanentemente y sus funcionarios siempre muestran mucha predisposición ante nuestras inquietudes”.

Del mismo modo, la directora recordó que “Ceferino Namuncurá fue la primera escuela que tomó el Padre Juan Corti cuando llegó a Comodoro Rivadavia. En ese momento, el barrio estaba desolado y hoy su ubicación es casi céntrica; pero él siempre fue avanzando hacia los sectores más alejados y necesitados, muestra de ello son todas sus obras”.

“La Municipalidad siempre ayudó al Padre Corti en todo lo que él necesitaba y, a pesar de que no está físicamente, el apoyo continúa, porque la gente de Comodoro no se olvida de la gran obra que llevó adelante el Cura Gaucho”, concluyó Contreras.