La integrante del grupo “Bajo la Luz del Faro”, Stella Martins, agradeció a la actual gestión municipal por la restauración de un espacio importante para los vecinos de Km. 8 y convertirlo en un centro cultural.

En ese marco, Martins indicó que “soy nacida y criada en Km. 8, mi bisabuelo se afincó en 1913 y mi padre Ricardo, reconocido poeta, se inspira en el barrio y su gente, por lo que toda mi vida tiene que ver con este lugar y mi pertenencia es muy fuerte”.

Continuando en ese tenor, agradeció a las autoridades municipales “por el rescate de este espacio, que era la vieja gamela que cobijó en su momento a aquellos que llegaban desde Europa a buscar un destino mejor para sus vidas. Sus paredes contienen la rica historia de nuestro barrio durante el siglo pasado”.

“En algún momento, este espacio estaba en ruinas y era triste verlo. Hoy, nos emociona que se haya puesto en valor y que se haya convertido en un espacio cultural para la zona norte de nuestra ciudad, con el significado que esto tiene”, destacó.

Por su parte, la también integrante de “Bajo la Luz del Faro”, Mirta Moyano, sostuvo que “formamos este grupo para trabajar en todo lo que sea patrimonio de Km. 8, por lo que agradecemos a la gestión que lleva adelante el intendente Carlos Linares por la apertura de este espacio, que nos permite revivir la historia del edificio”.

“Muchos de los habitantes del barrio tienen el recuerdo vivo de lo que era este lugar, donde se realizaban diferentes actividades, como bailes, actos escolares e, incluso, se proyectaban películas, por lo que es muy importante para nosotros esta puesta en valor”, concluyó.