Por su parte, los referentes barriales y profesionales a cargo de los talleres que se dictan en distintos puntos de la ciudad coincidieron al señalar que “las expectativas para este 2019 están puestas en duplicar el número de asistentes, para brindar la oportunidad de contención social y de salida laboral a todo vecino que lo necesite”.

En ese orden, Judith Agostini, que dicta el taller de cerámica en los barrios Km. 5, René Favaloro y Astra, se refirió a la importancia de llegar con esta propuesta cultural a zona norte; y aseguró que “hay una demanda real de estas actividades, por la enorme convocatoria que tienen durante todo el año”.

En tanto, los vecinalistas hicieron hincapié en la necesidad de ofrecer espacios culturales con salida laboral, como medida paliativa para mejorar la economía familiar; y en esa línea, el presidente de la vecinal del barrio Abel Amaya, Marcelo Curallán, sostuvo que “todos los años, el Municipio permite a la comunidad del sector formarse en este tipo de talleres. Y nuevamente en este 2019, podemos contener socialmente al vecino, a través de esta propuesta”.

De igual manera, Fabiana Ramos, de la vecinal 25 de Mayo, destacó la política de talleres culturales en territorio; y señaló que “desde esta sede barrial, estamos agradecidos con la gestión del intendente Carlos Linares, porque confiaron en nuestra asociación para que sea sede de estas actividades”.

En este caso, la vecinalista Ramos explicó que “además del impacto en lo recreativo y formativo, valoramos que se dicten donde está la gente. En el barrio 25 de Mayo hay muchos niños y adultos mayores, y que puedan acceder a los talleres sin salir de esta zona es fundamental”.