Desde el Municipio se intervino de forma inmediata durante el fin de semana y en las primeras horas del lunes ante las precipitaciones constantes. En los puntos claves de la ciudad, tanto en zona norte como sur, el sistema pluvial funcionó con normalidad, pero se trabajó con máquinas en distintos barrios.

Durante todo el fin de semana se realizaron intensas tareas de limpieza y mantenimiento, lo cual permitió que los canales y desagües estén despejados para que el agua circule y no ocurran desbordes. Las cuadrillas debieron retirar mucha basura que corría con el caudal de agua y obstruía los desagües.

Además, se intervino con máquinas propias en distintos barrios de la ciudad, sobre todo en la zona suroeste, para mejorar los caminos en Moure, Los Bretes, Fracción 14 y 15, Abel Amaya, Cordón Forestal y Stella Maris; y en zona norte en Las Orquídeas, Castelli, La Aguadita, René Favaloro y Km.8.

Este lunes, los trabajos se concentraron en lugares puntuales como la Avenida 10 de Noviembre, en donde se cortó el camino por el desborde de un canal y se procedió al arreglo con máquinas para garantizar la transitabilidad.  Asimismo, se volvieron a realizar trabajos de alisado de terreno en Fracción 14 y 15 y se trabajó en el ingreso a Arenales, donde se desbordó el puente.

En los días posteriores se continuará de la misma manera con maquinaria en los distintos puntos de la ciudad donde el barro complica la transitabilidad, teniendo en cuenta que las lluvias continuarán hasta el miércoles, según el Servicio Meteorológico Nacional.