Este lunes, el secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, y la subsecretaria del área, Celia Gandini, mantuvieron un encuentro con el equipo de la Dirección de Adultos Mayores, con el objetivo de trabajar en propuestas que mejoren la calidad de vida de las personas de la tercera edad en un marco de cuidados, tras la experiencia que dejó la pandemia en el 2020.

En ese marco, Rey manifestó que “somos conscientes que se trata de una franja etaria muy vulnerable en esta situación de emergencia sanitaria, pero como Estado tenemos la obligación y el compromiso de llevarles tranquilidad y brindarles el cuidado y acompañamiento necesarios, tal como nos indica el intendente Juan Pablo Luque, quien se preocupa permanentemente por el bienestar de nuestros adultos mayores”.

Durante el año 2020, el personal de la Dirección de Adultos Mayores debió adaptarse al contexto de emergencia sanitaria, cambiando la forma de vincularse con las personas de la tercera edad. Al respecto, el funcionario señaló que “en la etapa de confinamiento estricto, debieron apoyarse en todos los recursos tecnológicos para trabajar de manera virtual, con diferentes actividades mediante videollamadas y plataformas online. Además, se personalizó el acompañamiento a aquellos adultos mayores en situación de vulnerabilidad”.

“Para este año, nuestro objetivo es fortalecer los equipos de trabajo para ampliar nuestra llegada con una mejor calidad de atención y contención. Vamos a continuar con la virtualidad, pero haciendo hincapié en las necesidades cotidianas, por lo que estamos avanzando en la mejora de la base de datos para tener la información actualizada de cada uno de ellos, sus familias y las necesidades específicas”, explicó.

En ese sentido, el titular de la cartera social del Municipio afirmó que “debemos resguardar a nuestros adultos mayores, que en muchos casos se ven afectados emocionalmente debido al distanciamiento social por pertenecer a los grupos de riesgo y no tener la posibilidad de vincularse con sus pares, porque hoy no podemos pensar en la presencialidad en las actividades recreativas”.

“Es nuestra obligación garantizar su bienestar, visitarlos y contactarnos con ellos permanentemente, efectuando un trabajo más personalizado y fuerte para llegar a cada uno de ellos”, concluyó Rey.