El intendente Carlos Linares recorrió la obra de la nueva sede del
Centro de Jubilados de barrio Roca, que se inició hace 4 meses y muestra
un gran avance de ejecución. “Es nuestra obligación escuchar las
demandas y acompañar a las instituciones que trabajan por los distintos
sectores de la comunidad”, expuso.

Este espacio contará con 220 metros cuadrados y los fondos invertidos
hasta el momento ascienden a $ 2.670.000 pesos. Cabe destacar, que la
entidad cuenta con más de mil socios y su área de influencia abarca gran
parte de la zona sur de Comodoro Rivadavia.

Al respecto, el intendente manifestó que “los trabajos cuentan con un
avance muy importante en sólo 4 meses y nos llena de orgullo que estén
supervisados por nuestros adultos mayores, que se jubilaron del trabajo
pero no de la vida y están más activos que nunca. Ellos cuentan con el
acompañamiento de los trabajadores y la Municipalidad está presente a
través del aporte económico, que es la parte más sencilla”.

En ese sentido, indicó que “en poco tiempo, este espacio estará lleno de
alegría y vitalidad. Sus ganas de seguir haciendo cosas nos brinda
energías para continuar trabajando y, además, aprendemos al lado de
ellos”.

“Las personas de la tercera edad no deben quedar en una frase, sino que
merecen el mayor de nuestro respeto porque son la historia viviente de
nuestra ciudad. Quieren estar activas y son muy importantes para la
comunidad, por lo que es nuestra obligación estar con ellos y
agradecerles como sociedad”, destacó.

Por último, Linares expuso que “esto es un trabajo mancomunado, ya que
es nuestra obligación escuchar las demandas y acompañar a las
instituciones que trabajan por los distintos sectores de la comunidad.
Nosotros trabajando pensando más allá de esta gestión porque queremos un
Comodoro con ganas de avanzar constantemente”.