Este jueves, en instalaciones del CEPTur, el viceintendente Juan Pablo Luque entregó 50 pares de lentes recetados, en el marco del programa “Mirándonos”, que lleva adelante la cartera de Salud del Municipio. “Estas propuestas deben trascender las distintas gestiones, ya que brindan soluciones a quienes más lo necesitan y son fundamentales para el futuro de Comodoro Rivadavia”, destacó.

En ese contexto, la actividad contó con la presencia de Luque, junto con el secretario de Salud, Carlos Catalá; la titular de la Secretaría Privada, Liliana Peralta; concejales; legisladores provinciales y profesionales del área de Salud municipal.

Al respecto, el viceintendente afirmó “cada entrega de anteojos significa un nuevo día de mucha alegría y de sentirnos más que satisfechos por las políticas públicas que impulsamos desde nuestra gestión, que se cristalizan en la alegría que observamos en aquellas personas que no tienen la posibilidad de afrontar un gasto tan importante y mediante esta propuesta del área de Salud pueden tener su par de lentes”.

Continuando en esa línea, indicó que “desde el Estado entendemos que nuestra función es mejorar la calidad de vida de la gente y para eso continuamos trabajando en programas que son fundamentales para el futuro de la ciudad porque brindan soluciones a quienes más lo necesitan”.

En ese sentido, expuso que “son inversiones muy importantes que se realizan con recursos de los comodorenses y que tienen como objetivo frenar los desequilibrios sociales, acompañando a cada uno de los vecinos y sus necesidades. Estas políticas llegaron para quedarse y deben trascender las distintas gestiones, sosteniendo estos programas”.

“Recientemente finalizó un evento tan importante como la Feria del Libro, que fue contundente como muestra de lo que pretendemos en materia de cultura y educación; y estos programas coinciden en focos fundamentales con dicha propuesta, como la inclusión y el hecho de ofrecer posibilidades a la gente”, concluyó Luque.

“Queremos continuar fortaleciendo estos programas”

Por otra parte, el secretario de Salud, Carlos Catalá agradeció al equipo de trabajo y a los oftalmólogos del hospital; y además destacó la importancia de la labor social que tiene este programa. “Las personas necesitan los anteojos para su vida diaria y es increíble el costo que estos tienen adquiriéndolos de forma particular, en algunos casos superan los 10 mil pesos”, señaló.

Del mismo modo, puso en valor los distintos programas de salud, al manifestar que “se deben buscar estructuras para que, que después de 3 años y medio de haberlo pasado mal, que la gente que no tenga que gastar 10 mil pesos en lentes, y pueda comprar alimentos; o en vez de ir a la farmacia y abonar los medicamentos, los retiren en los centros de salud; lo mismo con las prótesis dentales. Esta es la ideología con la que queremos seguir trabajando y por ello debemos continuar fortaleciendo estas propuestas”.