Así lo manifestó el intendente Carlos Linares, después de recorrer la obra en ejecución de la sede propia del Centro de Jubilados y Pensionados Roca; que pronto abrirá sus puertas gracias al acompañamiento del Municipio. En ese contexto, el jefe de la ciudad explicó que “este tipo de acciones de asistencia se replica a lo largo y ancho de Comodoro”.

Este miércoles, el intendente Carlos Linares, junto al secretario de Gobierno y Función Pública, Ricardo Gaitán; la secretaria Privada, Liliana Peralta; y el secretario de Infraestructura, Obra y Servicios Públicos, Luis Romero; recorrió la obra en construcción que se levanta en la intersección de calles Olavarría y Larroude, en el barrio Roca.

En ese marco, el intendente ponderó la capacidad de trabajo de los integrantes del Centro, que planificaron la obra de la sede propia y gestionaron los fondos necesarios para su ejecución; manifestando que “es un proyecto que soñaron y que supieron levantar, al que tuvimos que acompañar en un gesto de reconocimiento a sus ganas de seguir aportando a la comunidad”.

Continuando en esa línea, explicó que “después de más de 15 años, van a tener su espacio propio, con las comodidades acordes a sus necesidades, que no es más que el resultado de la voluntad de petición, gestión y control de obra que llevan adelante. Además –continuó- ya trabajan en la planificación de un primer piso para la atención médica y el dictado de capacitaciones y talleres”.

En ese tenor, Linares aseveró que “esta modalidad de trabajo se replica en muchos Centros de Jubilados que funcionan en Comodoro, por lo que nuestro compromiso, desde el Estado, es acompañarlos en la ejecución de sus sedes o ampliación de las mismas. Vamos a seguir en esta línea, en reconocimiento a lo que aportaron y siguen brindando a esta ciudad”, concluyó.