El intendente Juan Pablo Luque fue el encargado de cortar la cinta junto a los jugadores de la institución del barrio Abel Amaya que en 2017 sufrió la peor catástrofe de la historia de la ciudad y hoy cuenta con un salón de usos múltiples para actividades deportivas y otros servicios que le darán a la comunidad. “Si los comodorenses seguimos unidos, vamos a lograr muchas más obras como ésta”, expresó.

El Club Defensores de Belgrano, ex Magallanes, cumplió uno de sus sueños al inaugurar un SUM para 200 personas, con cocina y vestuarios. En su discurso, el intendente Juan Pablo Luque felicitó “a toda la gente, la comisión, los vecinos del barrio, los jugadores, por el sentimiento de haber cumplido un sueño que pensaron que iba a ser mu y difícil que sucede. Esto se hace con el esfuerzo de todos ustedes, los dirigentes, los jugadores, los chicos que poblan el club y que se comprometen en la construcción de una institución deportiva”.

En la oportunidad, estuvieron presentes el presidente de Comodoro Deportes, Hernán Martínez; el secretario Coordinador de Gabinete, Gustavo Fita; el secretario General, Ezequiel Turienzo; concejales; directivos , jugadores y familias del club.

En este marco, Luque no quiso olvidarse del exintendente Carlos Linares, uno de los artífices de este proyecto: “Para mí como intendente es un honor que me toque inaugurar esta obra, aunque fue Carlos Linares quien tomó la decisión de hacer esta obra y la llevó adelante junto a ustedes y hay que valorarlo. Ahora hay que ir por más, porque este es un barrio que fue muy impactado por la catástrofe del 2017 y tenemos muchos planes para ir mejorando este sector”

Asimismo, instó a “seguir trabajando, forestar el predio e ir por nuevos sueños” porque “si los comodorenses seguimos trabajando unidos, si mantenemos esto que nos ha costado tanto conseguir, que es poder tener una ciudad económicamente prolija, ordenada y fuerte, vamos a seguir logrando muchas obras como esta”, concluyó.

El resurgir después de la catástrofe: “Mientras limpiábamos y llorábamos soñábamos con este lugar que hoy tenemos”

Por su parte, el presidente del club Defensores de Belgrano, Juan Maldonado, valoró la decisión del municipio de acompañarlos en este proyecto al recordar que “cuando el municipio nos entregó los aportes para ir construyendo esta sede, la gestión municipal fue muy criticada porque siempre se cuestiona a dónde van los fondos. Por eso quiero destacar que esta sede, este sueño, lo hicimos los jugadores, los colaboradores, los dirigentes con la ayuda de una gestión peronista que supo recorrer los barrios y ver las necesidades”.

El dirigente recordó el peor momento de la historia del club al ser impactados por la catástrofe climática en 2017:   “Esta historia comienza con esta cancha inundada después del temporal y sin una gestión que se preocupó no hubiésemos salido adelante. Esto era un lago, sin redes, hasta los arcos se habían deteriorado. Mientras limpiábamos y llorábamos soñamos con que en este lugar hubiese una sede social con todo lo que necesitamos. Aquí está el sueño hecho realidad”.

Por último, anticipó que con esta obra el club colaborará con el municipio en sus servicios a la comunidad: “Ustedes confiaron en nosotros y nosotros tenemos que devolverle al municipio esa confianza, ofreciendo el lugar para capacitaciones, para merendero, para ayuda escolar, para colaborar con los programas de salud. La vida que va a tener este club a partir de hoy significa también todo esto, no solo deporte”.