A través de la entrega de alimentos, leña y ayuda los grupos de riesgo se procedió a la asistencia de los sectores sociales más perjudicados por las consecuencias del covid-19.

“Por una línea clara del intendente Juan Pablo Luque se realizó la asistencia alimentaria a todos los vecinos que lo necesitan. Empezamos el 13 de marzo con este programa, repartiendo más de 24000 cajas de alimentos en estos 3 meses”, explicó el secretario de Desarrollo Humano, Marcelo Rey.

La logística se organizó en conjunto con las asociaciones vecinales y los pedidos directos a los teléfonos de urgencia de la Secretaría, y llamados de organizaciones sociales. “Además, como Estado Municipal acompañamos con insumos para que estas instituciones puedan realizar las viandas en los barrios”, agregó.

En este marco de pandemia, se incrementó 14 veces la demanda alimentaria a raíz de que muchas familias no pudieron salir a trabajar, sobre todo en el primer mes cuando cuentapropistas como electricistas, albañiles, u otros rubros sin relación de dependencia debieron solicitar ayuda al Municipio.

Adultos Mayores y discapacidad

Paralelamente, se continuó brindando el complemento alimentario, tarjetas sociales y municipales, y tickets alimentarios a los adultos mayores. “Un trabajo en red que realizamos junto a la Dirección de Adultos Mayores para acompañar esta difícil situación, entregando los tickets en forma domiciliaria para que puedan comprar sus insumos. De la misma manera trabajamos con el área de Discapacidad para atender esta situación”, sostuvo Rey.

A su vez, a raíz de los casos detectados se profundizó el trabajo con la Secretaría de Salud, porque las familias están en aislamiento, y necesitan un acompañamiento alimentario. Esto marca un trabajo en conjunto de las Secretarías por el bien de Comodoro Rivadavia.

Plan Calor

Con la llegada de los días más frescos comenzó a fines de abril el Plan Calor de Hogar, con entrega de leña en las distintas vecinales todas las semanas, de acuerdo a los padrones que se trabaja en conjunto con todas las mismas. “Es el resultado del trabajo en conjunto que se viene realizando con la Municipalidad junto a las 60 vecinales de la ciudad. Los días lunes y martes hacemos el reparto, los lunes a las vecinales de zona sur y los martes a zona norte. Por las inclemencias, hemos reforzado las entregas, debido a las lluvias, bajas temperaturas y la nieve, se hacen entregas nuevas durante la semana”.
Son unas 2500 bolsas semanales que se entregan en toda la ciudad, sumado a refuerzos de 2 mil bolsas más para acompañar la difícil situación de las familias.