Por su parte, algunos de los vecinos beneficiarios del programa municipal expresaron su agradecimiento hacia el gobierno local, asegurando que “la obtención de los lentes es fundamental para la salud, más en este contexto económico que atravesamos donde esto es una gran ayuda para nosotros”.

En ese marco, María Loncon sostuvo que “me siento muy contenta y por eso le agradezco al intendente Linares y al Dr. Catalá, porque realmente los necesitaba y en este momento no cuento con obra social”.

Asimismo, Deolinda se mostró emocionada al recibir estos elementos que solicitó para su hijo. “Mi nene de 18 años con discapacidad, precisaba urgente los anteojos; desde la escuela me habían llamado que por favor se los compre, pero con mi marido estamos desocupados y se hacía muy difícil acceder a los mismos”.

“Ahora –aseguró-, mi hijo va a empezar con lentes nuevos el colegio este año, gracias al trámite gratuito que hicimos en el Municipio a través de la Secretaría de Salud y que sólo tardó seis meses”.