Esas fueron las palabras del intendente municipal Carlos Linares, al participar de la inauguración de la flamante sede vecinal del barrio Isidro Quiroga. Con un marco de alegría y una masiva concurrencia de los vecinos del sector, quedaron oficialmente abiertas las puertas para continuar trabajando por las necesidades del barrio. En ese marco, el jefe de la ciudad reconoció que “la fuerza de la ciudad radica en el fortalecimiento de las instituciones locales. Por eso vamos a seguir sosteniendo su trabajo y respondiendo los pedidos de nuestros vecinos”.

La sede social se encuentra ubicada en intersección de las calle La Plata y Cabo Benítez, y convocó una multitudinaria presencia de los vecinos del sector. Acompañaron el viceintendente Juan Pablo Luque; la secretaria Privada, Liliana Peralta; el secretario de Infraestructura, Miguel Pagano; el secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey; el subsecretario de Gestión Urbana, Fernando Vivas; la concejal Cristina Cejas; el secretario general de la UOCRA, Raúl Silva; el secretario adjunto de la UOCRA, Rubén Crespo; el vecinalista anfitrión, Pablo Garcías; y demás referentes vecinales.

Tras el tradicional corte de cinta, el intendente Carlos Linares reconoció que “esto se llevó a cabo gracias al esfuerzo de su vecinalista, Pablo Garcías, que pone todo de su tiempo y dedicación para trabajar por sus vecinos. Necesitamos más gente así, que trabaje desinteresadamente por el bien del otro, por la construcción social de nuestro querido Comodoro, siendo honesto con su gente que lo eligió”.

“Vamos a seguir trabajando en todos los sectores de la ciudad para que los vecinos se sientan parte de un Comodoro que crece, y que lo hace con fondos propios, con el dinero que cada uno invierte en el crecimiento de su ciudad”, expresó.

“Los vecinos son lo más importante del barrio”

Por su parte, el vecinalista, Pablo Garcías sostuvo que “este es el resultado de haber trabajado incansablemente y sin descansar. Quiero darle las gracias a la comisión directiva que siempre estuvo a mi lado y que nunca aflojó. Tuvimos momentos complicados pero hoy estamos finalmente acá, en la inauguración de nuestra sede social, lo cual es un orgullo para todos”.

“Y quiero darles infinitas gracias a Carlos –Linares- y a Juan Pablo –Luque- porque todo lo que se invirtió acá es plata del Municipio, dinero de cada uno de nosotros, y ellos nos dieron la posibilidad de que esto se haga; justamente en un barrio que tiene más de 30 años de historia y que congrega miles de habitantes”.