A partir de este lunes, los equipos de futbol barrial Guardianes del Abel Amaya, Los Magos de Fracción 14 y 15, 14 Full HD y el team femenino de Las Peques de la 14 podrán continuar sus entrenamientos en una cancha cerrada, para sostener la actividad durante la época invernal. En representación del intendente Carlos Linares, el presidente del Ente Comodoro Deportes, Othar Macharashvili, afirmó que “nuestro compromiso es trabajar para engrandecer al deporte local”.

Este sábado, en el complejo deportivo HS, en el barrio Abel Amaya, se celebró un convenio de cooperación entre la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, el Ente Deportivo, las instituciones deportivas barriales del Abel Amaya y las Fracciones 14 y 15, y el propietario del lugar, Hugo Soto; para garantizar la disponibilidad de las instalaciones, a los niños y jóvenes que practican futbol. Asimismo, se procedió a la entrega de equipamiento deportivo a uno de los equipos recientemente conformado.

En la ocasión, asistió en representación del intendente, el presidente Othar Macharashvili, junto al concejal Maximiliano Sampaoli; además de la presencia de referentes técnicos de los equipos y las familias que acompañan esta iniciativa.

En su discurso, Macharashvili subrayó que “las gestiones para que todas las instituciones cuenten con espacios cerrados y calefaccionados destinados a los entrenamientos, son uno de los principales ejes de trabajo que sostenemos desde el Ente; porque entendemos que en esta ciudad, la práctica de deportes al aire libre y, sobre todo para los más pequeños, es imposible por las condiciones climáticas”.

“De esta manera –continuó- aseguramos la participación deportiva ininterrumpida durante todo el año; al tiempo que estos equipos funcionan como fuertes espacios de contención social para los niños, jóvenes y sus familias. Trabajar para garantizar instalaciones de primer nivel, recursos y profesores instruidos, se traduce en mejorar la calidad de vida de las personas, a través del deporte”, aseveró.

En ese marco, valoró la decisión del propietario del complejo comprometido, Hugo Soto, y señaló que “este ciudadano y su familia podrían haber invertido en otra cosa, pero eligieron levantar este espacio para que los niños del barrio entrenen. Ojalá tengamos muchos más vecinos que elijan este camino y contribuyan a la política deportivo-social que llevamos adelante”, recalcó.

Por último, Macharashvili dijo que estos convenios se replicarán en otros barrios de la ciudad, con el objetivo puesto en garantizar la accesibilidad deportiva con todas las condiciones que corresponden. “Es compromiso de este Municipio trabajar para engrandecer al deporte local, porque sabemos que es la herramienta con la que cuentan niños y jóvenes para construir una generación colmada de principios y valores”, concluyó.