Así lo indicó el secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Sartori, tras la presentación del nuevo equipamiento en el Predio Ferial, que será destinado a las áreas viales del Municipio. Además, se invirtieron 10 millones de pesos en tres usinas móviles para cubrir la necesidad de abastecimiento de electricidad, en distintos sectores de la ciudad ante situaciones de emergencia.

En este marco, la flota pesada incorporada comprende 8 camiones 6×4, doble diferencial, con una capacidad de transporte mayor a los 18 metros cúbicos y con mayor potencia, confort y tecnología de punta; tres retroexcavadoras 4×4; una cargadora frontal y un vibro compactador.

Este último, es un elemento nuevo que se adiciona a las tareas de las dos direcciones viales, para lograr una mejor terminación, tanto en los trabajos de calzada, como otras labores en donde la compactación es sumamente importante.

En este sentido, el secretario Rubén Sartori expuso que “con esta presentación culminamos la primera etapa de adquisición de equipamiento, que fue respaldada por una fuerte decisión política del intendente, Carlos Linares, en un año donde la crisis económica del país no favorece este tipo de inversión”.

Del mismo modo, explicó que estas herramientas de trabajo fueron incorporadas ante la necesidad de contar con un equipamiento de última tecnología, al afirmar que “queremos que los contribuyentes vean la inversión en las calles, en lo que respecta al mantenimiento vial, ya que la compra de estos equipos fue pensada en función de potencia y capacidad de carga, triplicando el volumen de la misma”.

“Contamos con una ciudad muy dinámica e importante en su topografía, teniendo en cuenta la distancia del transporte, ya que Comodoro Rivadavia posee un ejido urbano extenso. Buscamos mejorar la eficiencia laboral para brindarle un mejor servicio a los comodorenses, complementando lo que ya tenemos y basándonos también en el confort del operador”, concluyó Sartori.