Ante la incertidumbre respecto al subsidio provincial correspondiente al servicio de transporte público de pasajeros, y la posibilidad de que el presupuesto en materia de subsidio asignado por la Municipalidad se agote antes de lo previsto, a partir del sábado aumentará la tarifa aprobada y promulgada a fines de 2019, cuya aplicación fue suspendida debido a la pandemia. El valor será el que estaba estipulado para junio del 2020, es decir $41,85 para el boleto urbano.

La Ordenanza N° 15008/19, aprobada y promulgada en diciembre de 2019, pautaba el incremento en dos tramos, por lo que en la actualidad el boleto urbano debería tener un valor de $41,85 y el suburbano, $45,19. Sin embargo, al suscitarse la emergencia sanitaria, se congelaron las tarifas de diferentes servicios, incluido el transporte.

Esto se previó al momento de elaborar los presupuestos municipales de los años 2020 y 2021, por lo que, a pesar de haberse incrementado la partida de subsidio para el transporte en 200 millones de pesos, para la segunda mitad del año el sostenimiento del subsidio será muy difícil.

Cabe recordar, que la tarifas actuales -$22,00 y $23,52- fueron aprobadas en junio de 2018 y se encuentran vigentes desde enero de 2019, por lo que la actualización dispuesta oportunamente se correspondía con el incremento de los costos del servicio de transporte público.

En ese sentido, el subsecretario de Transporte, Adrián Rodrigues, argumentó que “si bien pasamos de 450 millones de pesos a 650 millones para el subsidio en el Presupuesto 2021, observamos que en estos dos primeros meses del año el Municipio se hizo cargo de todo el costo, ya que Provincia aún no delineó cual será la bajada de fondos respecto a su presupuesto”.

“Durante el mes de febrero afrontamos un gasto de 88 millones de pesos, agotando una gran parte de la partida en un solo pago y, ante la incertidumbre en cuanto a los meses venideros, lamentablemente deberemos aplicar el incremento de tarifas estipulado en su momento”, explicó el funcionario.

Continuando en ese tenor, manifestó que “es una situación difícil, porque luego de mitad de año el subsidio será insostenible e impactará directamente con medidas de fuerza que seguramente se tomarán desde el sector del transporte, perjudicando directamente a los usuarios”.

Por último, Rodrigues recordó que “la tarifa actual de 22 pesos es del año 2018, debemos tener en cuenta que el valor actualizado debería estar vigente desde junio del año pasado”